sábado, 9 de abril de 2011

Para los amantes del Sudeste Asiático.

Os voy a hablar de un restaurante asiático que se llama Sudestada. Este restaurante se situa en la Calle Ponzano en el Barrio de Chamberí. Su lema: "Asian Fine Food" y los encargados de que se cumpla, tres argentinos: Félix Gehle, Pablo Giudice y Estanis Carenzo, de Buenos Aires. Podrá parecer una incongruencia que tres argentinos en Madrid lleven uno de los restaurantes de referencia en la cocina asiática de la capital; pero así es. Esta fórmula la trajeron del Barrio de Palermo, en Buenos Aires, donde ya había funcionado el Sudestada porteño

Optamos por el menú degustación (38€ por persona - Perfectamente descrito en DirectoalPaladar.com) que es la mejor forma de conocer la cocina de Sudestada ya que cuenta con una variedad enorme de platos. Como aperitivo una Sopita de miso blanco con Mejillones. Apuntaba muy bien el restaurante.


Empezando con tres entrantes. Primero, con unos Nem Cua o Rollitos Vietnamitas de Cangrejo y Cerdo. La forma de comerlos es lo diferente ya que había que envolverlos en una hoja de lechuga y añadir a gusto del comensal: hierbabuena, albahaca, perejil y brotes de soja. Después ya se podían untar en una salsa agridulce. Este plato estaba correcto, muy bien fritos a decir verdad; pero no era inolvidable. 



Después de los rollitos vinieron dos platos: Samosas Sudestada de curry rojo y pasta de garbanzo y los Singapore Dumplings rellenos de cerdo y verduras. Las Samosas excelentes ya que tanto el relleno como el rebozado eran muy suaves. Las Samosas se untaban en salsa de tamarindo, comino, cilantro y hierbabuena. Y los Dumplings eran soberbios y para mí el mejor de los entrantes ya que las empanadillas al vapor suelen ser siempre bastante bastos.


Samosas Sudestada
Singapore Dumplings
Llegamos a los segundos con una sensación de estar probando cosas que ya conocíamos pero cocinadas de una forma más delicada. Llegó el Arroz salteado Vietnamita o Com Rang que consideramos que fue lo más flojo de la cena ya que no tenía nada especial y la cocción del arroz era excesiva. Junto con el arroz sirvieron las Brochetas Indonesias de Cordero o Sate Kambing que eran magníficas. Las brochetas estaban acompañadas de diferentes salsas, una de ellas era una crema de yogur con manzana y cilantro. 



Como colofón llegó la especialidad de la casa y nos cautivó. Era Curry Rojo de Carrillada de Vaca. Simplemente un guiso perfecto que era picante pero no demasiado y que tenía una textura increíble. Gracias a este plato volveremos y recomendamos ir solo para probarlo, merece mucho la pena. En palabras de Carlos Maribona: " Es el plato estrella. El mejor que se puede tomar en Madrid." Eso sí, ¡tened cuidado con los chiles! .  



Por último y para terminar satisfechos llegaron los postres. Una alucinante tarta de chocolate para los adictos al chocolate y un postre mucho más asiático que era el Mango Lassi con helado de miel de eucalipto, granita de limón y albahaca junto con diversas frutas. Este último excelente y muy refrescante después de una cena un tanto picante.




Esta vez no cenamos con vino porque no nos apetecía, no obstante la carta de vinos es peculiar ya que tienen vinos poco usuales como: Riesling Burklin-Wolf o Vallegarcía Viognier. Lo que sí es más que recomendable son los cocktails del lugar. Pedimos el Gin Saffron con Granada y agua con gas Vichy Catalán que estaba excelente. Renunciamos a la famosa Caipirinha para evitar comparaciones odiosas con las de la Academia da Cachaça en Rio.




En resumen, tuvimos una cena magnífica que nos traslado al auténtico sudeste asiático en un ambiente muy correcto, quizás un tanto ruidoso, en un restaurante que merece la pena visitar.


Sudestada.
Calle Ponzano, 85
91 533 41 54
Precio 45-70€




Valoración personal.
Comida. (16/20)
Cocktails. (16/20)
Servicio. (17/20)
Diseño y local. (12/20)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada